Archivo de la categoría ‘Tacto’

El Masaje.. por A. Jodorowski

Durante mucho tiempo, influido por las enseñanzas de la curandera mexicana doña Magdalena, busqué la manera de transmitir conocimiento espiritual a través del contacto físico. El pensamiento no es esencialmente vocablos. La palabra no es la cosa. Los contenidos infinitos del espíritu necesitan una manera inefable de ser comunicados. Esto se logra mediante la imposición de manos. En los Evangelios podemos leer que el Cristo se comunicaba también de esta manera. He aquí algunas notas que describen experiencias que he realizado:

1.- Toca a alguien como si fuera tu bebé, tu niño. Ese es el secreto de la imposición de manos. Si tú le eres antipático, no importa: la persona te rechazará con sus manos. Ama esas manos que te rechazan y comienza tu trabajo masajéandolas a ellas, y con amor de madre-padre, milímetro por milímetro, con delicadeza extrema y atención, avanzar hacia el corazón del otro.

Con delicadeza y atención total disuelve todas las mínimas contracciones músculo por músculo. Da apoyo seguro a cada miembro, que nunca otro miembro tenga la impresión que se descuida una parte suya por mínima que parezca ser. El que masajea así debe respirar con calma profunda. Debe estar al servicio, sin distracción alguna. Debe ser un receptáculo vacío, una al parecer infinita y eterna compañía, pero no invasora sino discreta, compañía presta a hacerse invisible al menor momento de rechazo.

Esta primera imposición de manos sobre el cuerpo, es la primera piedra del templo de todo contacto humano. Sin esta actitud no puede haber verdadero contacto. Y este contacto verdadero sólo puede lograrse en estado de santidad. El que impone las manos se ha olvidado a sí mismo. El ego se ha replegado hasta hacerse invisible y quien toca no es más que una conciencia al servicio del cosmos.

Si se acepta el concepto de Dios Interior, es Dios quien toca al otro a través de un cuerpo pleno amor. Si no damos las manos a nuestro Dios, ellas no pueden tocar verdaderamente. El ego no toca. Si la madre no es divina, no es madre.

2.- Conduce al otro a vivir completamente la conciencia de sus pies. Hazlo entrar de más en más profundo en sus plantas, Háblale a los pies, llama a la persona de viva voz hacia sus pies, usándolos como especie de micrófonos. Fortalece el talón para que no retroceda ante la vida. Estira los dedos hacia el infinito. Llena esos pies de ternura para que liberen al niño prisionero en ellos.

3.- Mantra para el periné, raíz energética entre el sexo y el ano: mientras empujas con el puño en ese sitio, el paciente debe rugir: “¡Basta! ¡Aquí yo soy! “.

4.- Debes, con este masaje en la raíz hacer comprender al paciente que absorbe la fuerza que viene de sus pies, de la tierra. Luego hazlo absorber su árbol genealógico, centrando ahi a toda su familia. El periné es un centro que absorbe la negatividad familiar y la transforma para abrirse hacia el mundo. Ese chakra, llamado Muladhara, como una flor cósmica se abre a la energía luminosa del cosmos.

5.- Masajea de la cintura para abajo hasta los pies, sólo la parte animal, haciendo vivir la parte caballo del centauro para darle luego su poder espiritual.

6.- En un grupo se puede hacer masajes colectivos. Ejemplo: dos personas masajean el pecho al mismo tiempo que otras dos masajean la espalda.

7.- Masaje del padre-madre:
Un hombre y una mujer, poniéndose de acuerdo en plena receptividad, masajean al paciente haciéndole sentir que su cuerpo no es el campo de batalla de sus padres sino el lugar sagrado donde las cuatro manos se complementan.

Alejandro Jodorowsky.

Masaje y Sexualidad

La sexualidad es un tema que comunmente se nos presenta,  todo el mundo pregunta, todo el mundo ha tenido alguna experiencia.
¿Cómo no pensar en la sexualidad?,   ¿Cómo hacer que el otro no piense en seualidad?  Hay momentos en que la situación dispara deseos, y otras rechazos.
Un tema que muchos terapeutas corporales prefieren evitar, como si de ese modo se pudiesen mantener al margen de lo que la vida trae.

Me ha llegado un texto de Osho que traduje y quiero compartir con todos. pues creo que da una respuesta simple, y hermosa.   Una respuesta que podría llegar a tenerse en cuenta, no solo para una sesión de masaje, sini para muchas situaciones de la vida.
Se trata de compartir la consciencia de divinidad.

Aqui va el texto:

[Una sannyasin que está partiendo quiere dar masaje pero no sabe si es correcto para ella]
Osho observa el movimiento de su energía por un rato y dice sí, es bueno que ella de masaje.

preceOsho: “Sólo recuerda una cosa: Mantén una actitud de oración siempre que estés dando masaje a la persona.  Siente que el otro es divino.

Esto es algo muy básico: de lo contrario el masaje puede convertirse en algo sexual, y  eso es lo que ha ocurrido en occidente: el masaje se ha convertido en un encubrimiento de la sexualidad.

El Masaje es tremendamente importante, pero es un fenómeno muy delicado.  Puede  bien  llegar a ser espiritual o bien puede llegar a ser sexual; está  justo en medio de ambos. Y la diferencia no es mucha: sólo un poquito aquí y un poquito allí, y hace  a una  gran diferencia.

Así que si piensas en el  otro, la persona que recibe el masaje,  como un ser humano, esto  dirigirá su energía  hacia la sexualidad.  Y  las personas están tan  ávidas de sexualidad, tan ávidas  de ser tocadas, tan ávidas de relación, que un pequeño  sacudón  a su energía y su sexualidad  cobrará  vida. Entonces el masaje  aún hace algo bueno a sus cuerpos,  hace que  estén más vivos: la sexualidad es una energía de vida,  pero  podría haber ocurrido mucho más.

De modo que haz  del masaje  una oración. Antes de empezar a  dar el masaje a una persona,  hazle una reverencia,   siente que es divina. Por dos minutos ve a un espacio interior donde puedas sentir que  el otro es sólo una manifestación divina. Y dile al otro también que la energía que le va a ser esparcida sobre su cuerpo es energía divina. Entonces tú serás tremendamente beneficiado y la persona también será tremendamente  beneficiada.

Un masaje de una hora puede dar un vislumbre en la espiritualidad.”

Osho
This Is It

Manos, en contacto

PE-259-0155

“Transformadas están sus manos,
Hábiles, inteligentes.
Atentas, sensibles.

Animadas por un ritmo tan discreto como inevitable.
El contacto se ha hecho danza.

¿Quién conduce el ballet?
Algo… desde dentro.
Que está allí siempre.
Pero que dormitaba.

Algo que está allí y que sabe.”

(F. Leboyer)

Chi Nei Tsang

El Chi Nei Tsang, CNT, es una de las formas de masaje terapéutico más profundas encontradas en la medicina tradicional china, creado hace miles de años. El Chi Nei Tsang nos puede ayudar en diferentes niveles: físico, emocional y de auto conocimiento.

¿Qué es el Chi Nei Tsang ?

Chi se refiere a energía e información y Nei Tsang a los órganos internos: pues Chi Nei Tsang significa literalmente “Trabajar la energía y la información de los órganos internos” o “Transformación de la energía de los órganos internos”. Es un verdadero sistema integral de curación que, a través de un suave y directo masaje sobre los órganos internos del abdomen, permite a las personas “liberarse” de tensiones físicas, mentales, emocionales y espirituales. Usa toda la sabiduría y las habilidades cultivadas en las antiguas disciplinas chinas como el Tai-Chi-Chuan, el Chi-Kung, el Kung-Fu y las meditaciones taoístas.

¿En qué se basa el Chi Nei Tsang?

Los antiguos taoistas chinos descubrieron que el área detrás del ombligo es el centro energético más crucial y potente del cuerpo. Cualquier molestia o bloqueo en esta zona obstaculiza el libre flujo de la energía vital.

¡Hazte una prueba tu mismo! me dijo Andrew Fretwell, uno de los instructores señor del centro de enseñanza de Mantak Chia, el mayor maestro taoista de la actualidad, en Chiang-Mai (Tailandia). “Siéntate recto, relaja tu postura así que el abdomen este blando. Pon la punta del dedo medio en tu ombligo y, delicadamente y despacito, aprieta hacia adentro. Controla cuánto puedes confortablemente entrar en tu barriga y si el dedo puede penetrar hasta la parte frontal de la columna sin dolor, estás limpio y libre de residuos físicos de antiguas emociones”. Obviamente este no fue mi caso.

Le pregunté como actuaba el Chi Nei Tsang y Andrew me contestó que es una forma de aplicar la energía (el chi) al cuerpo, a través del masaje de una serie de puntos alrededor del área del ombligo y de los órganos internos para aumentar el flujo de energía hacia ellos. Muchos sistemas curativos trabajan más sobre la periferia del cuerpo, mientras que el Chi Nei Tsang trabaja directamente sobre los órganos internos, corrigiendo cualquier falta de balance estructural y ayudando los órganos y otros sistemas (como digestión, respiración, linfático, endocrino, urinario, reproductivo, esqueleto-muscular, meridianos de acupuntura) a funcionar armoniosamente.

Más tarde, Andrew me explicó que el ombligo juega un papel fundamental en nuestro cuerpo porque durante la concepción es aquí donde se forma su primera célula y cada parte de él se desarrolla en espiral alrededor de esta primera célula. El ombligo está conectado directamente con cualquier otra parte del cuerpo y trabajando sobre él se puede afectar el cuerpo entero.

¿En qué nos puede beneficiar el Chi Nei Tsang?

  • Emocional: relaja los órganos de las tensiones acumuladas y los libera de las emociones negativas que los están cargando. Seguro te habrá pasado de sentir un nudo en el estomago cuando estas preocupado: el estomago y todos los demás órganos van acumulando las emociones que no soltamos. Todas las emociones de nuestra vida que no hemos procesado se almacenan un nuestros sistemas y órganos internos a la espera de ser tratadas. La escasa “digestión” emocional es una causa importante de falta de salud. Muchos nos llevamos emociones no digeridas con nosotros, incluso desde la infancia, y esto se debe a que nunca hemos recibido una validación por sentir estas emociones. Pues éstas aun esperan ser validadas y mientras tanto se almacenan en los órganos, creando tensiones, bloqueos y dolores. El Chi Nei Tsang ayuda por un lado a entrar en contacto con las propias emociones, sintiéndolas de una manera libre de juicios y por otro lado a validarlas: a menudo simplemente permitirnos sentirlas y tener a alguien al lado que nos escuche, entienda y valide la experiencia emocional que estamos teniendo es suficiente para que la carga emocional se disipe.
  • Físico: desintoxica el cuerpo, liberándolo de cualquier exceso de estancamiento. Mejora así la eliminación de toxinas y estimula los sistemas linfático y circulatorio además de fortalecer el sistema inmunitario y la resistencia a las enfermedades. Trabajando sobre la estructura de las vísceras y la posición de los órganos internos el Chi Nei Tsang los estimula para que trabajen mejor y ayuda la corrección de los problemas posturales que derivan de la falta de balance en las vísceras. El Chi Nei Tsang es útil contra dolores crónicos de espalda, cuello y hombros y problemas relacionados con la mala alineación del sistema esquelético.
  • Auto-conocimiento: enseña a los pacientes a conocerse mejor a si mismos: cada uno es responsable para su propia salud. En el Chi Nei Tsang los terapeutas no piensan ni se definen a si mismos como “terapeutas”, sino más como educadores, ayudantes y asistentes del paciente. Siempre se le enseña al paciente como practicar sobre si mismos las técnicas para mejorar la respiración, las técnicas básicas de auto-masaje Chi Nei Tsang y también algunos consejos para personalizar su dieta y otros importantes aspectos de su estilo de vida que puedan afectar a su salud.

Origen e historia de el Chi Nei Tsang

El Chi Nei Tsang es una de las formas de masaje terapéutico más profundas encontradas en la medicina tradicional china. Fue creado probablemente hace miles de años en las cadenas montuosas chinas y fue usado por los monjes taoístas en los monasterios para ayudar a desintoxicar, reforzar y refinar sus cuerpos.

Hoy en día, este masaje forma parte integral de las técnicas del sistema curativo del Tao Universal enseñado por Mantak Chia, el mayor maestro taoísta de la actualidad. Cada año masajistas y terapeutas de todo el mundo acuden a su centro de enseñanza en Chiang-Mai (Tailandia), uno de los pocos lugares al mundo donde se enseña, para recibir formación sobre el Chi Nei Tsang.

Autor: Paolo Cesco

Fuente:  En Buenas Manos

El contacto…

Una vez Osho habló…, “si le preguntas a un pez cómo es el mar, el pez dirá: “Este es el mar, mira a tu alrededor…y esto es lo que es”. Pero si insistes: “Por favor defínelo, no me lo muestres”, entonces el problema resultará muy difícil…”

masaje16lkHablar de calidad de contacto es algo parecido, muy difícil de definir, porque “nuestra” calidad de contacto, puede ser muy distinta de la “tuya” o la de ellos, y así sucesivamente..
Pero, algo podría decirse con claridad:
Para mí, sin ninguna duda, la calidad de contacto la define siempre quién la recibe, y no quién la ejerce. Si él no experimenta la misma sensación que creemos dar al ejercerla, lo que pensemos al respecto no tiene sentido.
De qué sirve pensar que damos un masaje con una excelente calidad de contacto, si el receptor no lo sintió de ese modo? Cuál crees que es la correcta definición?
Definir por definir, es algo propio del lenguaje, pero en nuestro quehacer, la calidad de contacto está dada por la sensación que causó en el receptor.
Hay veces que creemos que hacemos las cosas muy mal. Y nos devuelven “que maravilloso”, no nos parece… , creemos entender algo, pero nos sorprenden. Otras pensamos que hicimos un contacto superlativo, y el otro no solo no nos devuelve lo mismo, sino que nos da a entender lo contrario.

Para mí… entonces. La calidad de contacto es aquello que hacemos de un modo tal que al otro lo hace sentirse “contactado” a su gusto de sensación y necesidad.

Sin embargo…, establecer contacto con alguien mediante un estado de conexión y presencia, … es mucho más que el simple tacto. No es porque el tacto no sea importante, es porque es sólo uno de los sentidos y podemos usar otros… la mirada, la vista, la intuición…, etc.

Entrar en sintonía con el otro, es entrar en un espacio vacío y lleno también… Vacío de ego y lleno de disponibilidad; vacío de interés y lleno de intensión; la sola intensión de acompañar desde el corazón y no desde la razón.
Es un acto meditativo, en el cual no hay lugar a otra cosa, un pensamiento que distraiga, o a una motivación desde lo mental.

La intuición, que es siempre espontánea, es la que va a convocar al conocimiento adecuado, aquel que vamos a utilizar sin razonar, porque surgirá así, libremente desde un sentir.
El uso de la razón exclusivamente, o en primer orden, nos remontaría a las creencias, y con ello a nuestras experiencias pasadas, pero la conexión que mantenemos en ese momento es una experiencia actual, que se está viviendo ahora, es nueva y es única.
Si queremos conectarnos usando nuestras creencias, el resultado será una conexión que aunque tengamos disponibilidad no será vacía, estará llena de condicionamientos previos.
Una conexión así, limitaría nuestra entrega y por ende la entrega de quien recibe. Es una conexión limitada, tanto como tan condicionada sea y si estamos realmente atentos, lo podremos percibir.

Al mirar, esa mirada puede ser conocimiento muy útil, pero solo si mi interpretación no se interpone.  No estaría mirando de un modo realmente presente si mis recuerdos y experiencia previa se hacen un lugar entre ese “mirar”.
Del mismo modo,..  Si puedo contactar sin la carga de experiencias que mis manos ya hayan conocido, el tocar será un tacto acorde con esta nueva experiencia actual.

Nuestra percepción tiene implícita una tendencia limitante, la tendencia a hacernos percibir siempre del modo que ya conocemos.  Porque ese modo es el más sencillo para la razón:  Hacer un juicio rápido, comparando la experiencia y llevándonos a ver la situación más parecida conocida previamente, y entonces, actuamos del modo que ya hemos actuado antes. Es un proceso automático, incosnciente.

En cambio, la intuición, espontánea y libre de condicionamientos previos, nos puede conducir a percibir de otro modo, y nuestra acción , consecuentemente, será usar el conocimiento adecuado para la circunstancia, casi sin que la razón intervenga

La calidad del contacto, en un sentido, depende de mi. Mi presencia, que hará finalmente a la calidad de contacto que pueda percibir el otro..   si es algo que puede depender de mi estado de consciencia.

______________________________________________________________________
(*) El presente artículo puede ser divulgado por cualquier medio siempre que se haga referencia a la fuente de origen y a su autor, y que no sea modificado su contenido sin mencionarlo
.